Test
Download document

BORGES, Jorge Luis




El remordimiento

He cometido el peor de los pecados
que un hombre puede cometer. No he sido
feliz. Que los glaciares del olvido
me arrastren y me pierdan, despiadados.

Mis padres me engendraron para el juego
arriesgado y hermoso de la vida,
para la tierra, el agua, el aire, el fuego.
Los defraudé. No fui feliz. Cumplida

no fue su joven voluntad. Mi mente
se aplicó a las simétricas porfías
del arte, que entreteje naderías.

Me legaron valor. No fui valiente.
No me abandona. Siempre está a mi lado
La sombra de haber sido un desdichado.


Wroeging

Ik heb de grootste van de zonden die er zijn

bedreven. Ik was niet gelukkig. Mogen

de gletsjers van het vergeten mij het ravijn

in sleuren, wissen, zonder mededogen.

Mijn ouders maakten mij voor het geduchte

maar wonderschone spel van het bestaan,

voor de aarde, het water, voor het vuur, de lucht.

Ik stelde hen teleur. Ik voldeed niet aan

hun jonge wil. Ik heb alleen geleefd

voor koppige symmetrieën van de kunst

die onbeduidendheden samenweeft.

Zij gaven me de moed. Ik heb die gunst

versmaad. Dit achtervolgt mij nog het meest:

ik ben een ongelukkig mens geweest.





Mis libros

Mis libros (que no saben que yo existo)
son tan parte de mí como este rostro
de sienes grises y de grises ojos
que vanamente busco en los cristales
y que recorro con la mano cóncava.
No sin alguna lógica amargura
pienso que las palabras esenciales
que me expresan están en esas hojas
que no saben quién soy, no en las que he escrito.
Mejor así. Las voces de los muertos
me dirán para siempre.


Mijn boeken

Mijn boeken (die niet weten dat ik besta)

zijn mij even vertrouwd als dit gezicht

met grijze slapen en met grijze ogen

dat ik vergeefs zoek in het spiegelglas

en dat ik aftast met mijn holle hand.

Niet zonder een zekere logische wrevel

bedenk ik dat mijn wezenlijke woorden

staan op de pagina’s die niet weten wie ik ben,

niet op de pagina’s die ik heb geschreven.

Het is beter zo. De stemmen van de doden

vertolken mij voorgoed.

Vertaling: Barber van de Pol en M. Steenmeijer




Aprendiendo

Después de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma, y uno aprende que el amor no significa acostarse y una compañía no significa seguridad, y uno empieza a aprender...


Que los besos no son contratos y los regalos no son promesas y uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos abiertos. Y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy, porque el terreno de mañana es demasiado inseguro para planes y los futuros tienen una forma de caerse en la mitad.


Y después de un tiempo uno aprende que si es demasiado, hasta el calorcito del sol quema. Y aprende a plantar su propio jardín y decorar su propia alma, en lugar de esperar a que alguien le traiga flores. Y uno aprende que realmente puede aguantar, que uno realmente es fuerte, que uno realmente vale, y uno aprende y aprende... Y con cada adiós uno aprende.


Con el tiempo aprendes que estar con alguien porque te ofrece un buen futuro, significa que tarde o temprano querrás volver a tu pasado.


Con el tiempo comprendes que solo quien es capaz de amarte con tus defectos, sin pretender cambiarte, puede brindarte toda la felicidad que deseas.


Con el tiempo te das cuenta de que si estas al lado de esa persona sólo por acompañar tu soledad, irremediablemente acabarás no deseando volver a verla.


Con el tiempo entiendes que los verdaderos amigos son contados, y que el que no lucha por ellos tarde o temprano se verá rodeado sólo de amistades falsas.


Con el tiempo también aprendes que las palabras dichas en un momento de ira pueden seguir lastimando a quien heriste, durante toda la vida.


Con el tiempo aprendes que disculpar cualquiera lo hace, pero perdonar es sólo de almas grandes.


Con el tiempo te das cuenta de que aunque seas feliz con tus amigos, algún día llorarás por aquellos que dejaste ir.


Con el tiempo te das cuenta de que cada experiencia vivida con cada persona es irrepetible.

Con el tiempo comprendes que apresurar las cosas o forzarlas a que pasen ocasionará que al final no sea como esperabas.


Con el tiempo te das cuenta de que en realidad lo mejor no era el futuro, sino el momento que estabas viviendo justo en ese único instante.


Con el tiempo verás que aunque seas feliz con los que están a tu lado, extrañarás inmensamente a los que ayer estaban contigo y ahora se han marchado.


Y aprendes que hay 3 momentos en la Vida que uno no puede remediar: La oportunidad que dejaste pasar, la cita a la que no asististe, la ofensa que ya pronunciaste.

Con el tiempo también aprendes sobre El dinero... y entonces comprendes que: Puedes comprarte una Casa, pero no un Hogar. Puedes comprarte una Cama, pero no hacerte Dormir. Puedes comprarte un Reloj, pero no te dará el Tiempo. Puedes comprarte un Libro, pero no Conocimiento o lo que necesitas aprender. Puedes comprarte una Posición, pero no sirve para tener Respeto. Puedes comprarte Medicinas y pagar la consulta al médico, pero no te da Salud. Puedes comprarte Sangre, pero no Vida. Puedes comprarte Sexo, pero no Amor.


Con el tiempo también aprendes que la vida es aquí y ahora, y que no importa cuantos planes tengas, el mañana no existe y el ayer tampoco.


Con el tiempo aprenderás que intentar perdonar o pedir perdón, decir que amas, decir que extrañas, decir que necesitas, decir que quieres ser amigo, ante una tumba, ya no tiene ningún sentido.


Pero infortunadamente, todo esto lo aprendes sólo con el tiempo…



Instantes

Si pudiera vivir nuevamente mi vida, en la próxima trataría de cometer más errores.

No intentaría ser tan perfecto, me relajaría más.

Sería más tonto de lo que he sido, de hecho tomaría muy pocas cosas con seriedad.

Sería menos higiénico, correría más riesgos, haría más viajes, contemplaría más atardeceres, subiría más montañas, nadaría más ríos.

Iría a más lugares adonde nunca he ido, comería más helados y menos habas, tendría más problemas reales y menos imaginarios.

Yo fui una de esas personas que vivió sensata y prolíficamente cada minuto de su vida; claro que tuve momentos de alegría.

Pero si pudiera volver atrás trataría de tener solamente buenos momentos.

Por si no lo saben, de eso está hecha la vida, sólo de momentos.

No te pierdas el ahora.

Yo era uno de esos que nunca iban a ninguna parte sin un termómetro, una bolsa de agua caliente, un paraguas y un paracaídas; si pudiera volver a vivir, viajaría más liviano.

Si pudiera volver a vivir comenzaría a andar descalzo a principios de la primavera y seguiría así hasta concluir el otoño.

Daría más vueltas en calesita, contemplaría más amaneceres y jugaría con más niños, si tuviera otra vez la vida por delante.

Pero ya ven, tengo 85 años y sé que me estoy muriendo.




Instantes

Indien ik opnieuw zou kunnen leven, zou ik in het volgende meer fouten proberen te maken. Ik zou niet proberen zo perfect te zijn, ik zou me meer ontspannen.

Ik zou dommer zijn dan ik geweest ben, in feite zou ik heel weinig zaken serieus nemen.

Ik zou minder hygiënisch zijn, meer risico’s nemen, meer reizen maken en meer zonsondergangen aanschouwen, meer bergen beklimmen, in meer rivieren zwemmen.  Ik zou naar meer plaatsen gaan waar ik nooit ben geweest, ik zou meer ijsjes eten en minder bonen, ik zou meer echte problemen hebben en minder ingebeelde.

Ik was zo iemand die altijd wijs en productief leefde, iedere minuut van zijn leven. Natuurlijk heb ik gelukkige momenten gekend. Maar als ik terug zou kunnen, zou ik proberen alleen maar goede momenten te hebben. Want voor het geval jullie het niet weten, daar bestaat het leven uit, alleen uit momenten.

Verlies het ‘nu’ niet uit het oog.

Ik was zo iemand die nooit ergens naar toe ging zonder een thermometer, een thermoskan met warm water, een paraplu en een parachute; als ik opnieuw zou kunnen leven, zou ik lichter reizen.

Als ik opnieuw zou  kunnen leven, zou ik blootsvoets lopen vanaf het begin van de lente tot aan het einde van de herfst. Ik zou meer rondjes in de draaimolen maken, meer zonsopgangen aanschouwen en meer met kinderen spelen, als ik mijn leven opnieuw voor me zou hebben.

Maar zie, ik ben 85 en weet dat ik stervende ben.