Test
Download document

NERVO, Amado



En Paz

Artifex vitae artifex sui

Muy cerca de mi ocaso, yo te bendigo, vida,
porque nunca me diste ni esperanza fallida,
ni trabajos injustos, ni pena inmerecida;

porque veo al final de mi rudo camino
que yo fui el arquitecto de mi propio destino;
que si extraje las mieles o la hiel de las cosas,
fue porque en ellas puse hiel o mieles sabrosas:
cuando planté rosales, coseché siempre rosas.

... Cierto, a mis lozanías va a seguir el invierno:
¡mas tú no me dijiste que mayo fuese eterno!

Hallé sin duda largas las noches de mis penas;
mas no me prometiste tan sólo noches buenas;
y en cambio tuve algunas santamente serenas...

Amé, fui amado, el sol acarició mi faz. ¡Vida, nada me debes! ¡Vida, estamos en paz!


At Peace

Creator of himself, of his destiny

Very near my sunset, I bless you, Life,

because you never gave me neither unfilled hope,

nor unfair work, nor undeserved sorrow;

because I see at the end of my rough way

that I was the architect of my own destiny;

if I extracted the sweetness or the bitterness of things,

it was because I put the sweetness or the bitterness in them:

when I planted rose bushes I always harvested roses.

… Certainly, winter is going to follow my youth:

but you didn’t tell me that May was eternal!

I found without a doubt long my nights of pain;

but you didn’t promise me only good nights;

and in exchange I had some peaceful ones I loved …

I was loved, the sun caressed my face. Life,

you owe me nothing! Life , we are at peace !




Me besaba mucho

Me besaba mucho; como si temiera
irse muy temprano... Su cariño era
inquieto, nervioso.

                              Yo no comprendía
tan febril premura. Mi intención grosera
nunca vio muy lejos...
                                  ¡Ella presentía!

Ella presentía que era corto el plazo,
que la vela herida por el latigazo
del viento, aguardaba ya..., y en su ansiedad

quería dejarme su alma en cada abrazo,
poner en sus besos una eternidad.


She Kissed Me Often

She kissed me often; as if she feared
an imminent departure… Her affections were

restless, nervous.

I didn’t understand
such feverish haste. My coarse intention
never saw very far…
She foresaw!

She foresaw that our time would be short,
that the sail battered by the wind’s

lash was already waiting… and in her
anxiety

she tried to leave me her soul with every embrace,
to put all eternity into her kisses.



¿Llorar? ¡Para qué!

Este es el libro de mi dolor:

lágrima a lágrima lo formé;

una vez hecho, te juro, por

Cristo, que nunca más lloraré.

¿Llorar? ¡Por qué!

Serán mis rimas como el rielar

de una luz íntima, que dejaré

en cada verso; pero llorar,

¡eso ya nunca! ¿Por quién? ¿Por qué?

Serán un plácido florigelio,

un haz de notas que regaré,

y habrá una risa por cada arpegio…

¿Pero una lágrima? ¡Qué sacrilegio!

Eso ya nunca. ¿Por quién? ¿Por qué?